Superando las barreras de acceso al diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad de Chagas en Colombia

[Bogotá, Colombia – 23 de abril de 2015]

Ministerio de Salud y socios apuntan recomendaciones para la superación de las barreras de acceso al diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad de Chagas en Colombia

Reunidos en Bogotá con motivo de un seminario internacional que congregó a expertos colombianos y de otras partes del mundo, agentes del Sistema General de Seguridad Social en Salud, de gestión del conocimiento, la sociedad civil y la cooperación internacional, acordaron medidas necesarias para reconstruir y reforzar propuestas para garantizar el derecho a la salud de los afectados, incluyendo una propuesta de proyecto a nivel regional y nacional para el tratamiento de Chagas. 

 
 

 
El seminario “Hacia la Eliminación de las Barreras en el Acceso al Diagnóstico y Tratamiento de la Enfermedad de Chagas en Colombia” finalizó en Bogotá con la propuesta de un proyecto modelo que sea factible a nivel nacional, sustentable y reproducible en otros países de la región. Igualmente, incluyó la elaboración de un documento que incluye algunas recomendaciones, entre las cuales se encuentran la formalización de una ruta específica para la enfermedad en el país, con especial énfasis en la atención integral a la enfermedad al nivel primario de salud, que incluye el diagnóstico y tratamiento de los afectados y la promoción y la prevención en salud.

 
Las recomendaciones también incluyen asegurar la implementación de las nuevas directrices de tratamiento del nuevo protocolo médico para Chagas, la aceleración del proceso regulatorio para el registro del medicamento en el país, así como un Plan de Información, Educación y Comunicación.
 
“El Ministerio de Salud y Protección social está dispuesto a apoyar todas las iniciativas tendientes a que Colombia pueda emprender un liderazgo regional para la mejora del diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad de Chagas”, dijo el doctor Alejandro Gaviria Uribe, Ministro de Salud y Protección Social. “Sabemos que el Chagas está relacionado con las condiciones de vivienda y la pobreza y por tanto requiere acciones coordinadas intersectoriales para reducir el riesgo de infectarse. Se trata de una enfermedad que plantea desafíos de equidad que están enmarcados en el Plan Nacional de Desarrollo”, agregó.
 
Actualmente, se estima que en Colombia hay 4.800.000 personas en riesgo de infección, así como 437.000 casos totales estimados.  Sin embargo, en siete años se han tamizado 53.700 individuos excluyendo bancos de sangre, fuente que diagnostica alrededor de 2.000 nuevos casos por año, según datos de 2010 de la Organización Mundial de la Salud-OMS. En total, menos de 1.000 han recibido tratamiento con medicamentos, según datos del Instituto Nacional de Salud-INS.
 
La Enfermedad de Chagas fue definida como una de las prioridades del Plan Decenal de Salud Pública, que tiene entre sus objetivos la reducción de la letalidad y la interrupción de la transmisión por pitos (insectos transmisores de la enfermedad) domiciliados.
 
El seminario fue convocado por el Ministerio de Salud y Protección Social, el Instituto Nacional de Salud-INS, la Red Chagas y la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi, por sus siglas en inglés) y reunió durante los días 22 y 23 de abril en Bogotá a cincuenta personas involucradas directa o indirectamente con la Enfermedad de Chagas, provenientes de sectores gubernamentales y no gubernamentales, y personas afectadas por la enfermedad.
 
Sobre la enfermedad de Chagas
 
La Enfermedad de Chagas o Tripanosomiasis Americana es una infección causada por un parásito denominado Trypanosoma cruzi, y es llamada así como reconocimiento a su descubridor, el médico brasileño Carlos Chagas.
 
Las principales formas de transmisión son: a través de la picadura de un insecto (conocido como chinche o pito) infectado con el parásito, por transfusión de sangre o trasplante de órganos contaminados, y por transmisión madre-hijo durante el embarazo, si la mujer padece la enfermedad o por vía oral.
 
Algunos de los síntomas son fatiga, dolor de cabeza, pérdida de apetito, diarrea, vómitos, inflamación de los ganglios e hinchamiento de uno de los ojos. También puede haber síntomas de insuficiencia cardíaca.
 
En la actualidad existen dos medicamentos para tratar el Chagas: el benznidazol y el nifurtimox, ambos por vía oral. En menores de 1 año, el tratamiento consigue una curación completa. Tanto en niños como en jóvenes, el tratamiento tiene menos efectos adversos que en adultos. En estos últimos, el tratamiento puede evitar la progresión de la enfermedad y la aparición de complicaciones cardíacas.