Estados miembros de la OPS aprueban marco de eliminación de enfermedades infecciosas en las Américas hacia 2030

Washington DC – octubre de 2019

Los ministros de salud de las Américas aprobaron una estrategia regional para eliminar 30 enfermedades infecciosas en la región hasta 2030, durante la 57ª reunión del Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en Washington (EUA).

A partir de la iniciativa, la OPS pretende establecer una política integrada y sustentable orientada a las hepatitis B y C, enfermedad de Chagas, malaria, VIH, entre otras enfermedades. El esfuerzo conjunto de los Estados miembros seguirá cuatro ejes principales: integración de los sistemas y servicios de salud para lidiar con las enfermedades; fortalecimiento de la vigilancia y de los sistemas de información y monitoreo; enfoque en los determinantes sociales y ambientales y fortalecimiento de la gobernanza y gestión de los ministerios.

«El plan de eliminación presentado por la OPS llega en buen momento, pues representa una posibilidad de aumentar el diagnóstico de la enfermedad de Chagas ya en la atención básica. Es esencial que exista mayor sinergia entre las acciones de prevención de la transmisión maternoinfantil de la enfermedad con las estrategias implementadas para otras enfermedades, como el VIH, la sífilis o la  hepatitis B», señala Francisco Viegas, asesor de advocacy de la DNDi para América Latina.

DNDi en la plenaria: ausencia de leishmaniasis en la agenda estratégica y divulgación de precios de tratamientos para hepatitis C

Por primera vez en todas las ediciones de la reunión del Consejo Directivo, DNDi discursó durante las sesiones plenarias, reiterando a los países miembros la importancia de la inclusión de las poblaciones desatendidas en la agenda de salud de las Américas. En sus intervenciones, Viegas destacó la presencia de diversas enfermedades olvidadas en la agenda estratégica de la OPS, no obstante lamentó la exclusión de los indicadores relacionados con las leishmaniasis.

«La ausencia de las leishmaniasis contraría la movilización de la sociedad civil que viene siendo realizada a lo largo de los últimos años. Llamamos la atención de los Estados miembros en cuanto a la priorización de esta enfermedad, que cuenta con aproximadamente 60 mil casos por año y afecta de 12 a 17 países en la región», destacó.

Otro punto significativo de la reunión fue la divulgación del precio establecido con empresas productoras de medicamentos genéricos para la combinación de sofosbuvir y daclatasvir, que puede efectivamente curar la hepatitis C. De acuerdo con el comunicado oficial de la OPS, se negoció el valor de US$ 129 por tres meses de tratamiento. La noticia, de acuerdo con Viegas, puede permitir que los sistemas nacionales amplíen el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad, de manera a eliminarla como problema de salud pública.

«El anuncio de la OPS puede traer cambios positivos al escenario regional, aunque existen países que no pueden beneficiarse de estos tratamientos por barreras regulatorias o de propiedad intelectual. Es necesario, por lo tanto, intensificar esfuerzos para garantizar el acceso, adoptando medidas como licencias compulsorias y negociaciones conjuntas, de manera que estos tratamientos lleguen a las poblaciones que lo necesitan», afirma Viegas.

El Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud reúne a ministros de salud y delegados de alto nivel de los países miembros para debatir políticas y establecer directrices de cooperación en salud en las Américas. El encuentro es realizado anualmente en Washington y da lugar, cada quinquenio, a la Conferencia Panamericana de la Salud.

Foto: OPS/OMS