Leishmaniasis: estúdio de combinación de Fase III

Río de Janeiro – 13 de septiembre de 2019

pacientes leishmaniose

Por Marina Boni – DNDi América Latina

Ha llegado el momento de pasar de un ensayo de fase II a uno de fase III que combina termoterapia y miltefosina para el tratamiento de la leishmaniasis cutánea no complicada.

La DNDi ha finalizado recientemente un ensayo de fase II que evalúa la seguridad y la eficacia de la combinación de termoterapia (una sesión) + miltefosina (dosis estándar de 2,5 mg/kg/día durante 21 días, por vía oral), en comparación con la termoterapia sola (una sesión) para el tratamiento de la LC no complicada en Perú y Colombia. Los resultados preliminares en el análisis por intención de tratar (ITT), después de completar el reclutamiento de 130 participantes, han mostrado evidencias a favor del tratamiento combinado.

En vista de esto, nuestro ensayo de fase III tiene como objetivo determinar si este mismo tratamiento de combinación no es inferior en comparación con el tratamiento estándar de primera línea (dosis de antimoniato de meglumina de 20 mg/kg/día durante 20 días, por vía parenteral) y con la monoterapia con miltefosina (dosis estándar de 2,5 mg/kg/día durante 28 días, por vía oral). Por lo tanto, habrá tres brazos de tratamiento en el estudio y los participantes serán evaluados por cura inicial en D90 y cura final en D180.

Se seleccionaron cuatro países y cinco centros para este ensayo abierto randomizado: Perú, Panamá, Brasil y Bolivia. El motivo de la selección de estos centros fue la gran cantidad de nuevos casos y la dedicación de los investigadores con los que trabajamos estrechamente y sabemos de su arduo trabajo con sus pacientes. El plan es tener 306 participantes reclutados en los cinco centros.

Equipamentos de laboratório

Entonces, ¿dónde estamos ahora en la fase III? Todos sabemos el inmenso trabajo que implica el inicio de un ensayo clínico. Además de que se revisen internamente todos los documentos, como el protocolo y el consentimiento informado, hay toda una preparación que implica asegurar todos los centros, garantizar que cada uno de ellos pueda recibir el número de participantes y realizar los exámenes requeridos según el protocolo, revisar el presupuesto, preparar el sistema electrónico de captura de datos, preparar todos los monitores y sus planes de monitoreo, desarrollar todos los planes de gestión de seguridad, organizar la compra y el envío de medicamentos a los centros, el plan de manejo de datos y el plan de análisis estadístico.

¡Y todo esto antes de que se reclute nuestro primer participante! Este año enviaremos los documentos, como el protocolo y los consentimientos informados, a los Comités de Ética y las autoridades reguladoras. La aprobación lleva más tiempo en algunos de estos países que en otros, así esperamos comenzar el reclutamiento en 2020.

 

Ventajas em el uso de la combinación

  1. El uso de un tratamiento local más un tratamiento sistémico hipotéticamente tendría un efecto aditivo, ya que el último eliminaría los parásitos circulantes o remanentes ubicados en la periferia de la lesión que el tratamiento local no elimina y que podría ser la causa de las recaídas;
  2. También ofrece la oportunidad de aumentar la actual tasa de cura informada con cualquier otro enfoque de tratamiento disponible, cuando es utilizado solo;
  3. La combinación reduce la duración del tratamiento con miltefosina. Y, si el enfoque combinado produce las tasas de cura esperadas, habrá evidencia para recomendar el reemplazo de los antimoniatos como tratamientos de primera línea para los casos de LC no complicada.