Pandemia de COVID-19: Comunicado del Dr. Bernard Pécoul, director ejecutivo de la DNDi

Publicado el 20 de marzo de 2020

Estimados amigos y colegas,

Espero que se encuentren bien en estos tiempos difíciles y sin precedentes.

Ante la pandemia de COVID-19, la DNDi se compromete a no medir esfuerzos para garantizar la salud, seguridad y bienestar de los pacientes en nuestros ensayos clínicos, nuestros socios y nuestro equipo. Esta es nuestra mayor prioridad. Estamos trabajando para asegurar la continuidad de las actividades de investigación y desarrollo, evitar interrupciones en la atención que brindamos a comunidades desatendidas y garantizar el cumplimiento de nuestros compromisos. También estamos explorando la mejor forma de colaborar en la respuesta al COVID-19.

Muchos de nuestros socios médicos ya están, o pronto estarán, en la línea de frente de respuestas al COVID-19. Me gustaría expresar nuestra solidaridad con los colegas en estos tiempos alarmantes. En una escala global que raramente se ha visto, profesionales de la salud de todo el mundo se están sometiendo a un riesgo considerable para tratar a los enfermos y contener esta pandemia bajo las más graves circunstancias. Les agradecemos inmensamente.

Y ¿qué podemos hacer para ayudar? En los últimos 15 años, la DNDi adquirió una experiencia inédita en la conducción de investigación y desarrollo colaborativo para el interés público, desde el laboratorio hasta el paciente, produciendo ocho tratamientos asequibles y no patentados para cinco enfermedades letales desatendidas. Consideramos que es nuestra responsabilidad ofrecer nuestros conocimientos técnicos a las organizaciones con quienes trabajamos, abrir bibliotecas de compuestos a las que tenemos acceso para la investigación del coronavirus y compartir conocimientos y recursos en lo que sea posible, ya sea en el diseño de ensayos clínicos, estrategias regulatorias innovadoras o abordajes de propiedad intelectual y licenciamiento que aseguren la asequibilidad y el acceso equitativo a nuevos tratamientos, diagnósticos o vacunas que se desarrollen en un futuro. Asimismo, nos estamos preparando para brindar nuestras capacidades, incluso locales de ensayos clínicos adecuados a estándares mundiales que posiblemente se usen para la fase siguiente de investigación, y nuestras alianzas científicas con muchos países de medianos y bajos ingresos, que estarán en el centro de los esfuerzos para asegurar que las soluciones desarrolladas puedan estar disponibles y aplicables en contextos con recursos limitados.

Esta crisis ha producido una respuesta en peso de la comunidad médica y científica, incluyendo los sectores público, privado y académico, resultando en esfuerzos sumamente ágiles para desarrollar nuevas terapias y vacunas, con el anuncio diario de nuevos ensayos y resultados. Es alentador ver tantos de nuestros socios de investigación y desarrollo uniéndose a esta lucha.

Ahora, toda la comunidad mundial debe asegurar que los frutos del progreso científico no queden limitados con base en la geografía o poder adquisitivo. Es decir, es necesario que haya un compromiso público y claro para garantizar abordajes abiertos y colaborativos que aceleren la investigación y desarrollo y faciliten la diseminación de conocimientos y datos de investigaciones. Más que eso, es importante coincidir anticipadamente en planes específicos para asegurar la asequibilidad y el acceso equitativo para todos.

Nosotros nos comprometemos a contribuir con nuestra experiencia en investigación y desarrollo en aras de interés público y a trabajar con todos aquellos que se enfrentan a esta pandemia para garantizar que todos los pacientes –—incluso los más pobres, vulnerables y desatendidos—– se beneficien de los frutos de la innovación médica.

A partir de hoy, de acuerdo con las directrices nacionales e internacionales, prácticamente todas las oficinas de la DNDi en todo el mundo cerrarán sus puertas para reducir la transmisión del coronavirus y ayudar a «aplanar la curva epidémica», y nuestros equipos, con excepción de los profesionales esenciales para el funcionamiento de nuestros ensayos clínicos, trabajarán desde sus casas. 

Les ruego que se cuiden.

Con los mejores deseos,

Dr. Bernard Pécoul
Director ejecutivo
DNDi