La Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas revela su visión de I + D en salud mundial para la próxima década

Desarrollar 25 medicamentos en 25 años para ayudar a solucionar las numerosas desigualdades en salud.

GINEBRA – 30 de marzo de 2021 – La Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi, acrónimo de Drugs for Neglected Diseases initiative), una organización sin fines de lucro de investigación y desarrollo (I + D), lanza un nuevo programa de descubrimiento, desarrollo y acceso a medicamentos que aumenta la atención dedicada a las necesidades de los pacientes desatendidos, ayuda a prepararnos para futuras pandemias y enfermedades sensibles al clima, y prioriza el desarrollo de tratamientos adecuados para mujeres y niños. 

Como parte de su  Plan Estratégico 2021-2028, la organización tiene como objetivo el desarrollo de 15 a 18 tratamientos nuevos, hasta alcanzar un total de 25 tratamientos nuevos en sus primeros 25 años.

Desde su creación, en 2003, la DNDi ha desarrollado ocho tratamientos para pacientes desatendidos, siendo el más reciente el fexinidazol, el primer tratamiento exclusivamente oral para la enfermedad del sueño y la primera nueva entidad química (NEQ) de la DNDi. La DNDi se propone desarrollar de 10 a 12 tratamientos para 2024 con base en su cartera actual, y de 5 a 7 tratamientos en base a NEQ en etapas anteriores y la expansión de la cartera, para abordar nuevas áreas de necesidades médicas no cubiertas.

El Plan Estratégico se desarrolló después de un ejercicio de consulta de un año con los socios fundadores de la DNDi, expertos líderes en investigación y la industria de la salud mundial, y decenas de las más de 200 organizaciones asociadas a la DNDi en todo el mundo.

“Nuestro Plan Estratégico llega en un momento en que la crisis de COVID-19 pone en primer plano las desigualdades de nuestro sistema biomédico global, que por demasiado tiempo ha ignorado las necesidades de I + D de las poblaciones desatendidas que viven en países de bajos y medianos ingresos”, señaló el Dr. Bernard Pécoul, director ejecutivo de la DNDi. “Nuestra visión para la I + D en materia de salud global para la próxima década es contribuir con un sistema más equitativo en la innovación y el acceso, en el que no solo abordemos las brechas evidentes en el tratamiento de las enfermedades infecciosas, sino que también ayudemos a impulsar cambios sistémicos más amplios, necesarios para garantizar el acceso de todas las personas necesitadas a los frutos de los avances científicos».

La DNDi priorizará las necesidades de los pacientes afectados por enfermedades tropicales desatendidas y enfermedades virales que cobran un precio desproporcionado en comunidades que ya eran vulnerables y desatendidas. La organización sumará fuerzas con sus socios fundadores, líderes científicos y aliados en investigación en los países de bajos y medianos ingresos como socios en igualdad de condiciones para definir las prioridades de I + D, fortalecer la colaboración en investigación sur-sur y entre regiones. Nos asociaremos para lograr un impacto ampliando las redes de contactos en la industria, especialmente en los países de bajos y medianos ingresos. Y la DNDi seguirá impulsando una investigación abierta, transparente y basada en la colaboración, defendiendo las políticas y la voluntad política necesarias para reorientar el sistema mundial de I + D biomédico para que se dedique a las necesidades de los pacientes y no al lucro.

El Plan Estratégico de la DNDi se lanzará el próximo martes (30) en un seminario web con la presencia de la Dra. Marie-Paule Kieny, directora de investigación de INSERM y miembro del consejo directivo de la DNDi, el Dr. Bernhards Ogutu, director de investigación de KEMRI y miembro del consejo directivo de la DNDi, el Dr. Jeremy Farrar, director de Wellcome, la Dra. Soumya Swaminathan, científica jefa de la Organización Mundial de la Salud, y el Dr. Pécoul, director ejecutivo de la DNDi.

La DNDi buscará el apoyo de gobiernos, otras instituciones de financiación y de la filantropía privada para conseguir 612 millones de euros para el período 2021-2028, incluidos los 136 millones de euros ya asegurados.