El programa de la DNDi para la hepatitis C

Para lograr una estrategia capaz de eliminar la enfermedad hacen falta tratamientos adecuados para un enfoque de salud pública: fáciles de aplicar, a precios asequibles y eficaces contra los diferentes genotipos del virus (pangenotípico).

Por eso, la estrategia de la DNDi se basa en tres pilares fundamentales, que incluyen esfuerzos por la investigación y el desarrollo, iniciativas para simplificar los modelos de cuidado a los pacientes y garantizar que los países tengan acceso a los medicamentos a precios apropiados.

El primer paso de la estrategia de la investigación y el desarrollo fue un análisis de los compuestos ya en fase de desarrollo. Así se identificó el ravidasvir, de la farmacéutica egipcia Pharco, con la cual la DNDi se asoció para desarrollar un tratamiento pangenotípico, sencillo y asequible. En estudios clínicos, la combinación de sofosbuvir con ravidasvir presentó una eficacia comprobada, incluso para los genotipos más prevalentes en América Latina, y demostró una tasa de curación comparable a los mejores tratamientos disponibles, pero con un costo menor. Un tratamiento pangenotípico eliminaría la necesidad de pruebas de genotipos, permitiendo un modelo simplificado y asequible, esencial para la expansión de los programas nacionales de combate a la enfermedad.

Para garantizar la disponibilidad del ravidasvir a precios asequibles, la DNDi se asoció de forma no exclusiva en la región con los laboratorios ELEA Phoenix e Insud Pharma, de Argentina, para registrar, producir y distribuir el medicamento, inicialmente en ese país y potencialmente en otros países de América Latina, con el precio objetivo de US$ 500 por tratamiento. Como la hepatitis C se puede curar, diagnosticar y tratar a las personas infectadas en etapas tempranas puede garantizar la eliminación de la enfermedad y el éxito de la meta de la OMS. Para ello, donde las barreras de las patentes y los precios exorbitantes impiden el acceso al medicamento, los gobiernos deben tomar medidas para proteger la salud de su población, haciendo uso, incluso, de flexibilidades permitidas de acuerdo con la legislación internacional, como la oposición a las solicitudes de patente o la expedición de licencias obligatorias.

 

Imagen: Walter Britto