El programa de DNDi para las leishmaniasis

La estrategia de la DNDi para las leishmaniasis visceral y cutánea es mejorar las opciones de tratamiento existentes y buscar un nuevo tratamiento oral, seguro, eficaz, de bajo costo y de corta duración, además de fomentar un mejor entendimiento sobre la enfermedad.

  • Para la leishmaniasis visceral, la DNDi y sus socios realizaron un estudio clínico en Brasil que apuntó a un cambio en las recomendaciones de tratamiento del Ministerio de la Salud, lo que significa un tratamiento más seguro y con menos efectos adversos para los pacientes. Actualmente, la DNDi y las instituciones asociadas en Brasil están implementando un estudio de laboratorio para mejorar el conocimiento sobre el parásito y sus mecanismos de resistencia a la miltefosina, único tratamiento oral existente para la enfermedad. También se está realizando un estudio retrospectivo, con recolección de datos clínicos de pacientes con leishmaniasis y VIH en historiales médicos para mejorar el tratamiento de estos pacientes y planear futuros ensayos clínicos.
  • Para las leishmaniasis cutánea y mucosa, la DNDi coordina un estudio en Perú y Colombia para evaluar la eficacia y la seguridad de una combinación de termoterapia con un esquema más corto de miltefosina. En Brasil, colabora en un estudio que busca evaluar la eficacia y la seguridad de otro medicamento, la anfotericina B liposomal, y la miltefosina para combatir la leishmaniasis mucosa. Paralelamente, la DNDi apoya la lucha de los pacientes en la formación de la primera asociación brasileña de portadores de leishmaniasis.
  • La DNDi también coordina la redLEISH, una red de investigadores y colaboradores que fortalece la investigación clínica en leishmaniasis cutánea.

Imagen: Vinicius Berger – DNDi